El saber no ocupa lugar


El saber, según reza el refrán, no ocupa lugar. Es como si quisiera recordarnos que los conocimientos nunca estorban.Y así es, sin duda. Pero hay un saber concreto – el conocimiento de una segunda lengua, especialmente el inglés – que se hace indispensable en los tiempos que corremos.Usted puede estar ducho en muchas ciencias, pero si no conoce cuando menos una segunda lengua de amplia difusión, vive rodeado de infranqueables barreras culturales y profesionales, aunque no tenga plena conciencia de ello. Sus fuentes de información, por ejemplo, estarán considerablemente limitadas.
Este déficit lingüístico, del que apenas hablan nuestro responsables de educación, satisfechos como están de sus “indiscutibles” logros, se hace particularmente ostensible en Castilla-La Mancha; región en la que es muy reducido el número de personas capaces de comunicarse con fluidez en otra lengua distinta al español. En la capital – Ciudad Real – resulta prácticamente imposible comprar un periódico o una revista extranjera.
Hace unas semanas, la prestigiosa revista The Economist publicaba un largo reportaje de gran interés, dedicado a España; pero no le fue posible a este articulista hacerse con un ejemplar de aquella publicación en ninguno de los quioscos de prensa de la ciudad. En dicho reportaje se analizaba la gestión del señor Rodríguez Zapatero al frente del Ejecutivo español.
Pues bien, casi nadie en la región habrá podido leer dicho trabajo. Pero no es éste el único problema que observamos, porque si usted desea comprar una determinada novela en su versión original, tampoco podrá conseguirlo en ninguna librería de la capital ni de la provincia.
Cuando alguien se refiere, directa o indirectamente, a este tipo de inconvenientes en los que nuestra región sale mal parada, se expone (se han dado casos) a que le acusen de menospreciar a los castellano-manchegos. Pero ello, de producirse a causa de un comentario como éste, no borraría la realidad de que el castellano-manchego sigue hallándose comparativamente discriminado respecto a otras comunidades españolas, en  cuanto a sus posibilidades reales de adquirir conocimientos lingüísticos. Podríamos afirmar que carece del ambiente propicio y de las facilidades necesarias para la adquisición de este tipo de conocimientos. Como en el caso de la pescadilla que se muerde la cola, hay poca demanda porque falta oferta, y viceversa.
En ningún quiosco o librería existen publicaciones extranjeras; no hay todavía suficiente turismo como para poder utilizar lenguas extranjeras con frecuencia, y tampoco tenemos la posibilidad de disfrutar de una película extranjera (en televisión, video o DVD) en su versión original. Y puede ocurrir, en un futuro muy próximo, que cuando el turismo se dispare por obra y gracia del nuevo aeropuerto internacional, o de ese gran proyecto llamado “El Reino de Don Quijote” (si es que dejan de posponer sus obras algún día), tengamos que importar personal políglota de otras regiones.
Curiosamente, los ciudadanos de Portugal, con un nivel de desarrollo económico bastante inferior al nuestro, pueden presumir de una alto grado de conocimiento de lenguas extranjeras; empezando por el español, el idioma de sus vecinos más próximos. Por estos pagos, en cambio, raro es el español que se defiende mínimamente en lengua portuguesa: a la gran mayoría le suena a chino. Mal se ha tratado este importantísimo asunto en nuestro país.

© 2006  José Romagosa Gironella
“Puntos sobre las íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día 2 de octubre de 2006
______
La columna transcrita más arriba dio pie a la periodista de opinión Elisabeth Porrero para publicar en La Tribuna, 26 de Noviembre de 2007, el artículo que se reproduce (parcialmente) a continuación.
 
“Do you speak English?”
 
“Hace algunos meses leí en este diario un artículo de José Romagosa, presidente de la Asociación “Quijote 2000”, en el cual contaba que le resultó imposible encontrar, en ningún quiosco o papelería de nuestra ciudad, una revista norteamericana en la que se ofrecía una entrevista con nuestro presidente Zapatero, que a él le interesaba mucho. Es decir, que en Ciudad Real parece que no se estila disponer de prensa internacional y, considerando que nuestros políticos pretenden aumentar su proyección turística a corto plazo, superar este pequeño escollo sería uno de los pasos que, quizá, hubiera que salvar para ir consiguiéndolo poco a poco.
Y éste no resulta un hecho aislado en nuestro país, porque el poco interés por adentrarnos en otros idiomas, que delata esta escasez de prensa internacional, está presente en muchos más ámbitos y ciudades que la nuestra. Resulta curioso que en España, siendo la segunda potencia turística del mundo, no se reforme, por ejemplo, el sistema de enseñanza del inglés, obligatorio ya en todos los niveles de la educación secundaria, para evitar que sea la asignatura que tiene el record más alto de suspensos.
Si recibimos a visitantes de cualquier parte del mundo y es este idioma, como dice Pedro Piqueras, “el esperanto de este siglo XXI”, ¿cómo es que no nos preocupamos por adaptarnos a esta situación, y ponemos algo más de interés en esto de poder comunicarnos con aquellos que vienen a dar a nuestro país una mayor proyección internacional?
Dice también este periodista, en un artículo sobre este tema, que “el inglés en España, más que un arma para el entendimiento, es un muro para la incomunicación entre nosotros y nuestros visitantes”. Cierto es que mucha gente puede chapurrear algunas palabras, números…en este idioma, pero también es verdad que mantener una conversación con un británico o darle explicaciones correctas de donde se encuentra una calle, museo…no tantos pueden hacerlo.
(…)
Pero también está claro que el poder comunicarse mediante la palabra, sin demasiadas complicaciones, proporciona una dosis importante de libertad y bienestar que no pueden conseguirse con la música.”
 Es una pena que un número importante de adolescentes y jóvenes de nuestro país, no tengan afán por construirse mejor como personas, a través del conocimiento de otras lenguas”. 
Anuncios
Explore posts in the same categories: CARTA ABIERTA A..., Economía (temas varios), Política (temas varios), Social (temas varios), TEMAS VARIOS

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “El saber no ocupa lugar”

  1. Tony Sar Says:

    El inglés no deja de ser el idioma de EE.UU, e Inglaterra además de algunas otras “colonias” suyas. Yo me niego a utilizar ese idioma en mis relaciones internacionales. Que ellos usen el español o democráticamente hablando , que se use el idioma con más número de hablantes que es el chino. Ya está bien de soportar el último imperialismo: el imperialismo lingüístico. Hay otros idiomas más interesantes para los españoles que el inglés. En la enseñanza secundaria de brasil ya se ofrece como idioma optativo el Esperanto, que ése sí que es un idoma NEUTRAL. Característica esta que es esencial para una comunicación en pie de igualdad y no beneficiando a los pueblos de habla inglesa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: