Presentación del libro “Días de Flores en Desatino”, de la poetisa Nieves Fernández Rodríguez.


Presentar la obra de un poeta es ardua tarea para quien no lo es en el sentido estricto de la palabra, o, dicho directamente, para quien no sabe escribir un verso. Pero se torna en un coser y cantar para quien, como es mi caso, no alcanza a componer ese verso pero descubre poesía por todas partes, y a todas horas, en la Naturaleza, en la Amistad y en tantas otras cosas que la vida nos regala. Siempre recuerdo un pensamiento que escuché en cierta ocasión y que me hizo mella: que el buen Dios puede ofenderse si pasamos junto al “color púrpura” sin conmovernos. Desde entonces, puedo asegurároslo, entre todos mis pecados, que han sido muchos, no he cometido éste.
 
El libro de poemas “Días de Flores en Desatino”, de la poetisa manchega Nieves Fernández, que hoy tengo el honor de presentar, no sólo me parece muy atinado, sino también sinónimo de ese color púrpura que tanto admiro y respeto; de ese magnífico presente que nos ha sido dado – el conjunto inmenso de la Creación, con sus luces y sus sombras, y su inagotable poesía inherente – ante el que a menudo pasamos distraidos. Es sinónimo, así mismo, de los sentimientos amargos que la vida, nuestra harto misteriosa e inexplicable vida, nos permite acumular para que maduremos y podamos comprender. “Días de Flores en Desatino”, de esta interesante mujer que está sentada a mi lado, es – porque no podría ser otra cosa ni cabe otra explicación – el extracto destilado de toda la belleza y la bondad, y también de cierta amargura o tristeza que habitan, o han habitado en ella.
 
Aunque yo,como ya he dicho, no se hacer versos, sí he sabido hacer míos, cuando ha sido menester, los que algunos poetas compusieron; y es fácil adivinar qué contestaría a Nieves si un día, hipotéticamente, me preguntara, “fijando en mi mirada su pupila azul” – o castaña : “¿qué es Poesía?”.
 
El libro de esta poetisa, unas veces autobiográfico y otras no, refleja siempre el sufrimiento: la soledad de los demás es también la suya. Sus versos son los de millones de mujeres conmovidas por el dolor ajeno que no tuvieron la facilidad de escribirlos; o de millones de hombres incapaces, como yo, de hacerlo. Sus poemas están repletos de fotos fijas, de color sepia, que nos descubren esas ausencias y lacerantes desencuentros que la autora denomina “los días sin flores que siempre han de llegar”. Hay mucho sentimiento en esas estrofas que nos hacen nudos en el corazón. Como cuando nos hablan del limpiabotas sin barro…, de aquel campesino – su padre – que no había visto nunca el mar…; o bien, de esas sábanas que ya no huelen a espuma de afeitar…, o, de aquel mantel sin vino…
 
La propia autora me ha confesado que son poemas, estos de su nueva compilación, escritos hace algún tiempo, tal vez diez años atrás, y que hoy es más optimista. Y yo me alegro porque pienso, con León Felipe, que no deben hacernos callos las cosas en el alma ni en el cuerpo; si bien reconozco que es algo casi imposible de lograr en este tiempo acelerado que nos ha tocado vivir.
 
Otra joven mujer, que por cierto está hoy aquí, también me ha confesado (desde que peino canas, son muchas las mujeres que se acercan a mi…; pero, ¡ay!, sólo para confesarse) que se ha hartado de llorar con los versos de Nieves Fernández, que es su forma de decir que se ha saciado de ingerir su alimento preferido. Nieves, con estos versos limpios y frescos que evocan su propio nombre, ayuda a muchos, estoy convencido de ello, a iluminar los momentos grises de sus vidas y de sus noches; que éste es el supremo valor y la máxima utilidad de la buena poesía, es decir, de la poesía sin más, porque la mala no lo es.
 
Sus versos son como ideogramas que se nos quedan clavados para siempre, cual alfileres. He aquí uno de ellos, tan simple en apariencia, pero que retumba en nuestras entrañas como una carga de profundidad: “Su cumpleaños, / dos tartas, / dos fiestas…”, idea que ya no dejaremos de asociar a esas celebraciones mutiladas, incompletas, casi forzadas, de toda familia rota…
 
Nieves, poetisa nata, ganadora de más premios que poesías tiene escritas, es célebre en Ciudad Real – y fuera de ella – como animadora a la lectura. Su objetivo, bien contrario a lo que acaba de declarar un falso profeta de la literatura, es lograr que la lectura sea un juego apasionante para sus privilegiados alumnos. Ella sí cree que hay que fomentar el hábito de leer en los más jóvenes, como medio para hacerles más libres, comprensivos, tolerantes y poseedores en el futuro de un mejor criterio. Lleva ya muchos años esparciendo amorosamente este grano de mostaza; y la mera constatación de los frutos que ya está cosechando tiene que alegrarle la vida, tanto como se la alegran sus dos hijos y José Manuel, su esposo, “el mejor secretario que podría desear”, según me ha confesado. ¿Lo véis?, siempre, y únicamente, la confesión.
 
Todo ello le compensa, digo yo, de esa tristeza que siente al contemplar lo que ella llama “el globo azul”, este planeta en el que vivimos, al cual – como se empeña en diagnosticar – “le ha llegado la noche”. El lector, estremecido, odia esta profecía, y también odia, pero sólo por una milésima de segundo, a la autora de un aviso que pudiera ser verdad. Claro que, inmediatamente, vuelve a amarla, porque, amigos, como todos sabéis, Nieves es el arquetipo de la mujer amable, es decir, digna de ser amada; que se deja querer y que, en definitiva, nos pide a gritos en sus versos que la queramos.
 
Tras éste, mi sincero sicoanálisis, termino inclinándome con respeto y admiración ante esta poetisa manchega, femenina y sensible donde las haya, la cual, según creo y afirmo, encarna mejor que nadie esa “Mancha-Mujer” a la que me encanta referirme; porque hace veinte años que me tiene cautivado.”

Presentación del libro “Días de Flores en Desatino”, de la poetisa Nieves Fernández Rodríguez.
Intervención de Pepe Romagosa, Presidente de la Asociación Cultural “Ciudad Real Quijote 2000”. – Salón de Actos de Unicaja, Ciudad Real, 25 de Octubre de 2002.
© 2002  José Romagosa Gironella
Explore posts in the same categories: Artísticos (Temas varios), TEMAS VARIOS

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Presentación del libro “Días de Flores en Desatino”, de la poetisa Nieves Fernández Rodríguez.”

  1. Nieves Says:

    ¡Muchas gracias, Pepe! Espero que estés bien, me dijeron que tuviste problemillas de salud, espero que ya todo bien, ¡abrazos de tus amigos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: