No importa


No lo ha dicho con estas palabras, pero, según el señor José Bono, en España no pasa nada. No aprecia que exista “clamor” alguno en nuestra sociedad contra la actuación del Gobierno de España. No importa que Joaquín Almunia, catalejo en mano, descubra una España catatónica en el bajo vientre de Europa, o que Paul Krugman, Nobel de Economía, declare que “el problema para Europa no es Grecia, sino España”. No importa que un relevante socialista,  presidente de Castilla-La Mancha, lance un sincero llamado a la Moncloa sobre la necesidad de recortar ministerios. No importa que Alfonso Guerra – ¿lo recuerdan? – proponga un nuevo gobierno de coalición, prácticamente de salvación nacional, ¡con el Partido Popular! No importan las recomendaciones del Fondo Monetario, Banco Mundial, Banco de España… No importa que Sáez de Santamaría se rebaje sugiriendo que su jefe “aproveche el Desayuno Nacional de la Oración para volver a pedir a Obama que por favor venga a España”; y tampoco que el presidente americano, harto como debe de estar de tantas pamplinas, baje a desayunar en el último momento para no compartir con él los huevos revueltos.

Nada parece importar a nuestro campeón, ligero de bagaje desde siempre, que ahora está perdiendo esos últimos papeles en los que guardaba sus  notas sobre “estatuts”, abortos, cierre de empresas y alianzas de civilizaciones; subidas del paro, pensiones, sindicatos, y… versículos del Deuteronomio.

Si no hubiera estado tan ocupado en epatar con el gobierno más feminista del mundo (que habría podido ser maravilloso si en la selección hubiera primado la excelencia); no hubiera errado con las prioridades elegidas, negando por sistema la mayor, España no sería – como ha señalado un político catalán  – “la fábrica de más de la mitad de los parados de Europa”.

Nuestro hombre tuvo que desmarcarse una vez más (parece algo superior a él) del resto de los asistentes, al no inclinar la cabeza al principio de esa “Oración Nacional”. Hay personas que nunca aprenden. ¡Cómo aprender algo tan pasivo como “donde fueres haz lo que vieres”, estando uno por encima del común de los mortales!  Hay personas incapaces de evitar dar la nota gótica en una visita a la Casa Blanca, o ante el paso de la bandera nacional de un país del que dependemos; personas incapaces de aprovechar la juventud para hacerse con una cultura general mínima para ir saliendo del paso. Quien ha hecho una religión del laicismo y ataca a la Iglesia Católica y a la familia en España, se va a orar, ¡nada menos! con el Lobby de la Familia en Estados Unidos. Como escribe Alfonso de la Vega, osa citar la obra de Cervantes, en la que se proclama que “en el temor de Dios está la sabiduría”; y “presume de haber pasado por el Quijote, pero el Quijote no ha pasado por él”.  Menos mal que por ahí afuera ya lo han ido calando y saben distinguir muy bien entre un político sui generis y un pueblo grande como el nuestro.

Con o sin tostadas, rechacemos la burda parodia de una oración que no fue tal, y roguemos a Dios – ¡el del Viejo y Nuevo Testamento! – que nos eche una mano.

© 2010  José Romagosa Gironella
“Puntos sobre las íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día  9 de febrero de 2010
Anuncios
Explore posts in the same categories: Ética (temas varios), Economía (temas varios), Política (temas varios), TEMAS VARIOS

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: