Crimen y castigo


Faltan muy pocas décadas para que China e India, con una población que habrá superado los dos mil quinientos millones de personas, pasen a ser las nuevas potencias mundiales. Nuestros hijos presenciarán el ocaso económico de Estados Unidos y la Unión Europea. Mientras los expansionistas del mundo islámico se complacen en declarar que Europa – que ya cuenta con 52 millones de ciudadanos musulmanes – será mayoritariamente mahometana a mediados del presente siglo, Occidente sigue desembarazándose de los pocos valores éticos que le quedan, y la religión cristiana, su último y principal baluarte (aunque no lo reconozca), viene atacada desde dentro por los mismos “progresistas” que defienden la expansión del Islam en Europa. Con razón creen los integristas islámicos – como un día lo creyeron (equivocadamente) los “jingoístas” yanquis con respecto a Cuba – que su dominio de Occidente es una cuestión de tiempo; que más tarde o más temprano la manzana caerá en su jardín. Paradójicamente, los países que nunca aceptaron la democracia podrían aprovechar la nuestra – el sencillo instrumento de las urnas – para su “conquista” legal y definitiva.
El doble pecado de Occidente al consentir el escandaloso negocio del petróleo durante más de un siglo (disponiendo como disponía de inagotables energías renovables), y el constante atentado a la vida, la procreación y la familia que nos ha llevado a un crecimiento vegetativo cero, son los polvos que trajeron estos lodos. Ambos errores han hecho posible el exagerado enriquecimiento de los líderes de los países islámicos productores de petróleo (sólo el de sus líderes y allegados), y el creciente peso electoral de los nuevos europeos musulmanes.
Este columnista, enemigo declarado del racismo y la xenofobia, cree, no obstante, que la inmigración tiene que ser controlada cuantitativa y cualitativamente, porque una cosa es que Europa proporcione una vida mejor a un gran número de africanos ávidos de pan y libertades, y otra muy distinta que ciertas minorías infiltradas aprovechen la coyuntura para transformar esa migración, o parte de ella, en quinta columna política o religiosa. No necesitamos ayudas de fuera para crearnos más problemas. Ya hemos visto el funcionamiento de las minorías bisagra en España. Una minoría musulmana podría conseguir que Bibiana Aido caminara un día un paso por detrás de un hombre o se viera obligada a llevar el velo islámico. ¡No sonrían, que no tiene gracia!  

© 2010 José Romagosa Gironella
“Puntos sobre la íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día  10 de mayo de 2010
Explore posts in the same categories: Ética (temas varios), Economía (temas varios), Política (temas varios), Social (temas varios), TEMAS VARIOS

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

10 comentarios en “Crimen y castigo”


  1. Muy interesante el comentario de nuestro amigo del colegio San José respecto al tema del petróleo, así como sobre el inminente futuro del automóvil eléctrico, para cuya fabricación se precisa el litio (cada auto requiere una cantidad de litio 700 veces superior al que necesita un teléfoño móvil). Me alegro de que esta nueva industria pueda significar un gran factor de desarrollo para países tales como Chile (primer pais en reservas de este mineral), Argentina, Bolivia, Brasil, Portugal y Zimbawe. Sólo desearía que estos productores de litio acierten en organizar esta nueva fuente de riqueza de una forma justa para todo el mundo, y duradera. No tendría sentido que Estados Unidos, país que también cuenta con importantes yacimientos, nos dictara la misma política energética que impuso para el petróleo en el siglo XX, a través de las insolidarias y aceitosas “hermanas”. Canadá, que también cuenta con buenas reservas, me preocupa mucho menos; no en vano se ha venido mostrado tradicionalmente como un país realmente “desarrollado”. Quiera Dios que el litio no repita la historia de la OPEP… y que no tenga ningún Chávez manejando el cotarro. Saludos, amigos (a lo “José Carioca”).


  2. Mi dignidad de hombre civilizado, a la sazón argentino y español, me impide hacer comentarios sobre los hadices que se han comentado. Solamente digo que deberíamos hacer como en las oficinas de Migración de distintos países: Si USA, Australia y Canada cobran una tasa a cada chileno que ingresa por sus fronteras, Chile hace lo mismo con sus ciudadanos. Si es un delito ingresar a Arabia Saudita con una Biblia, debiera ser un delito entrar a España con un Corán. No digo que castigarlo con la pena de muerte (que así es allí), pero por lo menos, con la expulsión.


    • La gran diferencia , pero no la única, entre Arabia Saudita y España, está en que en este último pais la Constitución garantiza el derecho a la libertad religiosa, y en el primero (donde la Constitución es el propio Corán), no. Es también una de las diferencias entre un país democrático y celoso de la libertad de expresión, y otro totalitario y teocrático. En cuanto a la Biblia y el Corán, un servidor tiene ambos libros en su casa: uno para seguirlo como cristiano que es, y el otro para estudiarlo y conocerlo, y poder opinar mejor sobre el uso, a menudo perverso por fundamentalista, que de él hacen algunos de sus actuales exégetas. El saber no ocupa lugar y nos ayuda a respetar lo bueno que puede haber en toda religión, y a rechazar lo que en ellas pueda haber malo, o que pueda incitar a obrar con injusticia o maldad. Conocer lo diferente, cosa que nos conturba y enriquece a un tiempo, también nos ayuda a valorar más justamente lo propio. Saludos amigos del Colegio San José.


      • Impecable su descripción de esos aspectos diferentes entre países. Pero permítaseme alegar que en ningún momento dije que debiéramos prohibir al Corán como elemento de lectura y enriquecimiento cultural.
        Pero desde el punto de vista religioso (y en ese sentido hablo de la introducción en nuestro país del Corán por parte de fieles de esa religión) constituye un elemento que, si bien se está usando en un país que protege la libertad de expresión (y de culto también, lo que no ha mencionado Usted), por el mismo motivo tiene que verse sometido a las leyes que aquí rigen.
        Inducir conductas (actividad muy afín a cualquier religión) que ofenden a nuestras leyes no puede ser aceptado vengan de donde vengan..
        Contrario sensu, sería injusto condenar al Sr. Otegi del delito de enaltecimiento del terrorismo de ETA por ejemplo, que es tan delito como golpear a una mujer por el motivo que sea. O mañana deberemos aceptar que esa misma comunidad propugne la poligamia y deberíamos avanzar en la materia, inaugurando otra etapa de conculcación de los derechos de las mujeres como personas y ciudadanas. Es obvio que este campo se aleja de los que Usted ha mencionado.
        Que finalmente, un objeto cualquiera no es bueno ni malo, sino que el uso que se hace de él puede ser aceptable o no. E ingresando en este campo, comienza a ser importante la consideración de la intencionalidad del sujeto o Comunidad que lo utiliza. Y permítaseme dudar que el Corán, en las Comunidades Islámicas españolas sea usado solamente como elemento de lectura y enriquecimiento cultural según su óptica.-

  3. Fernando Says:

    En efecto, sería sorprendente y paradójico que nuestra democracia y el resto de las democracias europeas no se blindaran contra eventuales cambios en la legislación que pudiesen minorar derechos fundamentales alcanzados con no poco trabajo.

    El inmigrante, bienvenido sea, pero que acepte nuestras leyes y se adapte a nuestras costumbres y régimen de libertades alcanzado.

    Saludos y felicidades por su acertado artículo.


    • Gracias, Fernando, por su comentario. ¿Se imagina el giro que podría dar la situación (la de los jeques que construyen rascacielos de más de 800 metros en la inmensidad del desierto) si el sueño, ya secular, de utilizar coches eléctricos llegara a realizarse en todo el mundo? No hay que perder de vista que hoy las ciencias cambian que es una barbaridad.
      Un saludo muy cordial,
      Pepe


      • Estimado amigos: Antes que nada, he dejado una respuesta anteriormente y he cometido la torpeza de no enviarle un afectuoso saludo a Pepe en retribucion al suyo.Lo hago ahora por anticipado, dado cierta tendencia a olvidar las formas algunas veces, que tengo muy a mi pesar.-
        Recuerdo que hace un tiempo, en una de esas conferencias de los líderes de la OPEP, (que no entiendo porque tiene su sede central en Viena……), registró un intercambio de opiniones entre el Rey Mustafá y el indefinible Hugo Chávez.
        El pintoresco latinoamericano (aclaro que soy argentino de nacimiento para que no se crea que denosto a Chavez por su origen)en una de sus clásicas bravatas dijo que el mundo debería prepararse para un petróleo con un precio de 200 dólares por barril. Y el saudita, muy inteligentemente en mi opinión, dijo que eso no era conveniente. Y no lo era porque si así sucedía, no habría ninguna duda que “Occidente” prescindiría del insumo en sus industrias y transportes, lo que sería un pésimo negocio a largo plazo para Medio Oriente. No tengan Uds ninguna duda que así sucederá. Y si no es con más premura es que, desde el punto de vista económico, debe darse un tiempo razonable para la transición. A veces los inventos y sus aplicaciones no son adecuados para su época. Por ejemplo, el motor rotativo Wankel (que utiliza Mazda, de Japón, relacionada con Ford Motor Co),es utilizado por esa firma para que, singularmente, no sea utilizado por ninguna otra. Motivo: el reemplazo de los motores tradicionales alternativos por el rotatorio induciría el cierre de miles de industrias con su consecuencia de desocupación y recesión. Y ha llegado el momento de la propulsión eléctrica y el motor rotativo Wankel terminará pasando a la historia, a pesar de que, ingenierilmente, es muchísimos años más avanzado que el alternativo.
        No lo duden Ustedes: el auto eléctrico funcionará. Pero eso sí…. miren donde están las mayores reservas de Litio del mundo, elemento imprescindible para esta tecnología: en Chile y Argentina y comiencen a pensar en las consecuencias.-
        Pido disculpas porque mi profesión de ingeniero especializado en automóviles me hace ser un poco pesado a veces. Atentos saludos a todos los partícipes de esta charla.-


  4. Gracias, Jorge, por su transcripción de textos coránicos. Y digo “transcripción” porque no puedo referirme a “comentario” alguno de usted. Me habría gustado leer alguna reflexión personal al respecto, ya que su mensaje no me permite discernir si usted está a favor o en contra de ese tratamiento que el Corán da a la mujer. Tampoco puedo analizar la razón de la cita que usted hace de Samir Khalil Samir, porque no la menciona. En cualquier caso, para dejar constancia de mi postura, me permito remitirle a las cartas de Juan Pablo II (“Mulieris dignitatem” y “Carta a las mujeres”) que resumen la posición cristiana respecto a la mujer; una posición diametralmente opuesta al espíritu de los pasajes coránicos y de la cita que usted ha transcrito. Saludos. Pepe.

  5. Jorge Says:

    En la azora IV de El Corán, versículo 38, se lee: “Los hombres están por encima de las mujeres porque Dios ha favorecido a unos respecto de otros, y porque ellos gastan parte de sus riquezas a favor de las mujeres. Las mujeres piadosas son sumisas a las disposiciones de Dios; son reservadas en ausencia de sus maridos en lo que Dios mandó ser reservado. A aquellas mujeres de quien temáis la desobediencia, amonestadlas, confinadlas en sus habitaciones, golpeadlas”. En la azora II, versículo 228, se dice: “…los hombres tienen sobre ellas preminencia”. De estas afirmaciones, según Samir Khalil Samir, “deriva una tradición secular que otorga al marido una autoridad casi absoluta sobre la mujer, confirmada asimismo por varios hadices”…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: