La gran benefactora del mundo


¡FELIZ NAVIDAD!

Hay ciertas injusticias que claman al cielo. Una de las mayores es la ingratitud que algunos muestran hacia la Iglesia Católica, al pretender ignorar la incomparable obra social y humanitaria que lleva a cabo en el mundo. Independientemente del credo que uno profese o deje de profesar, es de elemental justicia reconocer una labor que ningún Estado ni institución ha alcanzado a igualar.
Al constatar los ataques que se dirigen a la Iglesia con ocasión, por ejemplo, de los lamentables casos de pederastia que afectan a uno de cada diez mil sacerdotes católicos, o que vienen motivados por la no aceptación de alguno de sus dogmas o reglas, un servidor echa en falta que no se alaben con igual énfasis esas obras de incalculable valor que la Iglesia realiza y que todos, incluso los no creyentes, deberíamos agradecer profundamente.
El arzobispo de Zaragoza ha dado a conocer el dato (ya era hora de que alguien lo hiciera) de que la Iglesia Católica ahorra al Estado español – se refiere al año 2007 – la impresionante cifra de 36.060 millones de euros. Aunque el prestigioso economista José Barea ha reducido dicha cifra a 31.189 millones; el dato sigue siendo aplastante. Es el coste que soporta la Iglesia para mantener vivos y en pleno funcionamiento – ¡agárrense! – 51.141 centros de enseñanza, 107 hospitales, 1.004 centros asistenciales, 365 centros de reinserción social, 937 orfanatos, Cáritas, Manos Unidas, Domund e infinidad de otros programas de beneficencia. ¡Y esto sólo en España!
Con independencia de ello, la Iglesia Católica española soporta el 80 por ciento de los gastos de conservación y mantenimiento del Patrimonio eclesiástico (catedrales, iglesias, conventos, monasterios, ermitas, bibliotecas, museos, archivos, etcétera) existente en nuestro país. Gracias, en buena parte, a que la Iglesia desarrolla esta costosísima función, España puede hoy disfrutar de la más alta posición como país turístico, con todos los beneficios para las arcas del Estado que de ello se derivan. Y aún habría que mencionar el beneficio económico que nuestras Semanas Santas, el Camino de Santiago, y tantas otras tradiciones generan para el erario público; así como el coste de remunerar, aunque sea austeramente, a millares de religiosos que día a día sirven a los ciudadanos (misas, confesiones, bautizos, funerales, primeras comuniones, bodas, viáticos, catequesis y demás servicios religiosos y sociales).
Uno siente vergüenza de tener que recurrir a estos datos económicos para convencer a cierta gente de la bondad de la Iglesia Católica, cuando son infinitamente más valiosos los beneficios morales que ella aporta al ser humano a lo largo y ancho del mundo. Resulta aburrido escuchar las torpes y manidas críticas sobre el «poder» de la Iglesia, o sus «riquezas», porque quienes las vierten ignoran, entre muchas otras cosas, que ese poder no es otro que el de la Fe incombustible que mil ciento sesenta y seis millones de cristianos profesamos, aunque nunca alcancemos a dar fiel testimonio de ella; y que esa riqueza (»su» patrimonio) es el fruto acumulado de los bienes materiales que nuestros antepasados quisieron donar a la Iglesia a lo largo de veinte siglos, y que, dicho sea de paso, pertenece y beneficia a todos, creyentes y no creyentes. 

© 2010 José Romagosa Gironella
“Puntos sobre la íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día  6  de diciembre de 2010

Explore posts in the same categories: Ética (temas varios), Economía (temas varios), Política (temas varios), Social (temas varios), TEMAS VARIOS

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “La gran benefactora del mundo”


  1. Esto es realmente interesante, eres un blogger muy profesional. Me he unido a tu RSS y me gustaria disfrutar más cosas en este gran blog. Además, !he compartido tu sitio en mis redes sociales!

    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: