“Deo Juvante”


Ya en vísperas de la Semana Santa (que no del “Descanso entre Trimestres”), parece justificado ahondar en esa fe mayoritaria de los españoles que a tantos parece molestar. Como amante de las comparaciones, me he puesto a cotejar nuestra denostada cultura actual con la de ese pequeño país europeo llamado Principado de Mónaco. La idea ha venido a mi mente al recordar el lema Deo Juvante (“Con la ayuda de Dios”) que luce en el escudo monegasco y que es también el nombre de ese yate de los Grimaldi que hemos visto amarrado en el puerto del Principado. Dicho lema, por sí mismo, nos lleva a sospechar que el sentimiento religioso ha tenido que ser un elemento de peso en la muy larga Historia de esa pequeña nación que nos parece de opereta;  y nos aviva el deseo de conocerla mejor.Nos sorprende, de entrada, que el artículo noveno de su Constitución, modificada por última vez en 2002, establezca (sic) que la religión catolique, apostolique et romaine est religión d´Etat, porque tal proclamación difiere de la norma laicista que se ha impuesto en la mayor parte de los países europeos. Ni siquiera la nueva Constitución de la catolicísima Polonia llega a tanto (si bien reivindica con vehemencia la larga lucha de la nación por recuperar la herencia cristiana que el comunismo le había hurtado, y consagra el respeto de la nación por los derechos humanos universales). Tampoco la cristiana Noruega, otrora católica, hoy protestante, alcanza el grado de confesionalidad que Mónaco proclama en su Constitución, pero ello no le impide declarar, consecuente con sus raíces, que “los valores fundamentales de la nación deberán basarse en su herencia cristiana y humanística”.
Debo dar aquí mi opinión en el sentido de que la separación Iglesia-Estado me parece necesaria en una nueva Europa que admite la libertad de credos; pero ello no obsta para que también admire la continuidad en el tiempo de esa otra opción elegida por un minúsculo Principado europeo (de dos kilómetros cuadrados de superficie) cuyo potencial de aumento de población – su numerus clausus demográfico es, con Liechtenstein, Luxemburgo y San Marino, de los más reducidos del mundo. La Constitución de Andorra, por hacer una última comparación con países pequeños, reconoce a la Iglesia Católica una importancia histórica en la vida del país y la “relación especial” que la vinculan al Estado. Justa fórmula intermedia que tal vez debería haberse defendido con mayor firmeza por los padres constituyentes de nuestra claudicante España actual.
Tras reiterar que la fórmula constitucional monegasca no sería aplicable al plural Reino de España, descubro en el himno nacional del Principado una serie de pensamientos que despiertan en un servidor cierto sentimiento de envidia;  “Perpetuamos las mismas tradiciones y celebramos la misma religión…”, es una de los pasajes que más me han impactado de su versión  francesa. Y en su original romance, rico en influencia francesa, italiana y catalana, llama nuestra atención la humildad poco frecuente y el medido realismo que transpira el texto: “Num sému pa gaire” (no somos muchos), / “num sému pa forti” (no somos poderosos), / “ma defendemu tuti a nostra tradiçiùn” , / “et se Diu voe n´agiüterà!” (¡y si Dios quiere nos ayudará!). Ejemplo grande de un pueblo pequeño, organizado y creyente, que ha querido igualarse por arriba. 
© 2011 José Romagosa Gironella
“Puntos sobre la íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día 4 de abril de 2011
Anuncios
Explore posts in the same categories: Ética (temas varios), Política (temas varios), Social (temas varios), TEMAS VARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: