Parsimonia hispana


O nos dieron mucho bromuro en la mili  o nuestra parsimonia se acerca cada día más a la flema nipona. No se puede comprender de otro modo la pachorra con la que los españoles vienen reaccionando ante lo que está ocurriendo. La astronómica tasa de desempleo que hemos alcanzado, y que a la marcha que llevamos podría saltar en un año a los a seis millones de parados, debería tener a los celtíberos subiéndose por las paredes. Mas he aquí que nada ocurre. Nadie, ni una Oposición que se nos muestra sorprendentemente moderada, ni unos sindicatos consanguíneos del Gobierno, salta indignado al ruedo para exigir el fin de una corrupción de Estado jamás vista, y de unas políticas socialistas que nos llevan al desastre. Cuando uno recuerda las mínimas faltas que conllevan la dimisión de los políticos en las naciones democráticas, y constata la extrema gravedad de las que en España se cometen impunemente, le dan ganas de emigrar a otro país bananero donde por mal que estén las cosas, nunca estarán peor que en esta España zapateril que tiende a alpargatil.
Aunque los despropósitos y los casos de corrupción se dan en todos los partidos (pero en muy distinta medida), hay que estar ciego para no ver que los que se cometen en el seno del PSOE superan todos los límites. Felicito a Cayo Lara por haber defenestrado a ese individuo de su grupo que deseó públicamente la muerte de Esperanza Aguirre, pero no puedo hacer lo mismo con un PP que no supo apartar temporalmente de la política activa a altos cargos de su partido cuya honorabilidad está sub judice. Ahora bien, lo sucedido en el PSOE en los pasados años (y en Andalucía en los últimos treinta), que sólo podría concebirse, pongamos, en la Guinea de Obiang, exigiría un clamor de rechazo popular que hasta ahora ha brillado por su ausencia. 
Ciñéndonos a los escandalosos casos de nepotismo y sectarismo protagonizados por el tándem  Chaves-Griñán, en relación con los Eres irregulares, no se ha señalado el hecho de que entre las alcaldías y empresas andaluzas agraciadas con la monumental pedrea no hay ni una que no sea del partido socialista, o que no tenga acreditada su afinidad con este partido. Con independencia de los fraudes y malversaciones de caudales públicos que se han ido descubriendo, nos conmueve comprobar cómo cumplen los sociatas su engañosa promesa de “gobernar para todos”. Emociona constatar, así mismo, cómo y a quién aplaude el gallinero socialista en el Congreso de los Diputados: con freceuncia puesto en pie y chulesco el ademán. Ahora que ya sabemos quién era la “X” de los Gal (¡menudo pájaro!), crece en nosotros la esperanza de que pronto podamos conocer los tapados del “M-11”, los traidores del “Caso Faisán”, las presuntas prevaricaciones del juez Garzón, las serviles actuaciones de la Fiscalía y los autores de un continuado atentado contra el Estado de Derecho que han hecho de nuestro país un vertedero.
Zapatero, Rubalcaba, Blanco ..; de la Vega, Chaves, Griñán, Bono…, ¡qué alto precio pagaréis!  CiU, PNV, PSC, CC.., enemigos mercenarios de la Patria Grande, ¡que mal os tratará la Historia!
© 2011 José Romagosa Gironella
“Puntos sobre la íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día 18 de abril de 2011
Explore posts in the same categories: Política (temas varios), TEMAS VARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: