Historia de dos mellizos


Sin intención alguna de parafrasear a Dickens, hoy quiero compartir con ustedes la historia de dos mellizos. Nacieron – chica y chico – en la Barcelona caótica de 1935. El día de su nacimiento, La Voz de Cataluña publicaba este editorial: Espanya no pot continuar indefinidament dividida en dos camps irreductiblement hostils. El artículo se hacía eco del deseo popular de “volver a tener un pensamiento de gobierno, un  gobierno que actúe y que gobierne, un gobierno que restaure la atmósfera civil, el clima espiritual y la emoción patriótica que permite convivir y trabajar como todo el país reclama”. ¿A qué les suena?
 
Pero déjenme que prosiga con mi historia y les cuente que la comadrona, que ya había asistido al alumbramiento de una niña preciosa, salió corriendo de la alcoba para anunciar a los presentes la nueva de que …¡venía otro!. Así fue como nació el chiquillo, sin que nadie en realidad le esperara y, por tanto, sin que una segunda cuna se hubiera podido disponer para el evento. Debo añadir, no obstante, para que los más jóvenes se sitúen, que antaño no era corriente parir en un hospital, y tampoco se disponía de la tecnología que hoy permite conocer el número de bebés que “vienen”, y su sexo.
 
Mas no crean que aquí se acaba la historia. Lo más sorprendente viene cuando, ya crecidos, los mellizos se parecen mucho menos entre sí, y hasta llegan más tarde a defender ideas políticas antagónicas. Los dos muestran gran facilidad para las lenguas, y ambos, como suele decirse, son claramente de letras. “¡Tenía que ser así, tratándose de mellizos!” – opinan todos; pero no llegan a percatarse de que la ley de Mendel ya ha hecho de las suyas y el pensamiento político que la bivitalina pareja parecía compartir, se ha trocado gradualmente en divergencia insalvable.
 
Casada con un alemán, la joven se instala en Wolfenbüttel, ciudad de Baja Sajonia, y allí pasa cuarenta años al frente del “Casal Catalá” que ella misma ha fundado, creando y dirigiendo la “Fundació Pau Casals”, estrechando lazos culturales entre Cataluña y Alemania, y militando activamente en pro de Esquerra Republicana  y (aquí se produce el conflicto)… ¡de la independencia de Cataluña!  Entretanto, el hermano, españolista declarado, alterna su actividad privada con la defensa a ultranza de una unidad de España que siente como sagrada y jura dedicar a ello todos los años de propina  que Dios quiera concederle.  
 
Y así llegamos al final de la historia, porque la vida de esa incansable mujer se ha visto recientemente truncada. Según la información que este columnista ha podido recabar, al mellizo de esta historia  le ha llegado la noticia de que el funeral de su hermana tendrá lugar en Alemania en fecha próxima, y que en ciertas notas de prensa ha podido leer que al término de los oficios se entonará ¡el Cant dels Ocells!. Nada se sabe aún sobre los líderes separatistas (algunos nacidos lejos de Cataluña) que asistirán a las exequias para poder politizarlas. Apenas se ha logrado saber que el hermano, con todo el dolor de su corazón, no piensa asistir a las mismas. Cuando resuene en la iglesia, o fuera de ella, el odioso ¡Visca Catalunya Lliure!, o un más que previsible Catalonia über alles!, no estará entre los presentes. El  caso que les he contado nos lleva a considerar el hecho de que hay razones más poderosas que la fuerza de la sangre. 
 
© 2011 José Romagosa Gironella
“Puntos sobre la íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día 28 de noviembre  de 2011
Explore posts in the same categories: CARTA ABIERTA A...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: