España internacional


Con un censo de habitantes de apenas el uno por ciento de la población mundial, España puede enorgullecerse de ser uno de los países más internacionales. Las obras de nuestros arquitectos se hallan presentes en las principales capitales del mundo. Son españoles los ingenieros y las empresas adjudicatarias de la línea de alta velocidad en Arabia Saudita, y las principales figuras del mundo de la ópera, la pintura, el deporte de élite… Nuestra lengua ha llegado a ser la segunda más utilizada del planeta, con cerca de quinientos millones de hablantes. Dieciocho millones de personas la están estudiando en distintos países del mundo. Con apenas el nueve por ciento de la población de la Unión Europea, nuestro país es su cuarta potencia económica, a pesar de la crisis que en la actualidad nos afecta. Somos el primer país del mundo en recepción de visitantes extranjeros, hasta el punto de que el número de turistas extranjeros supera con mucho al de la población local; y también el primero en número de trasplantes de órganos, en infraestructuras para la tercera edad y en grado de atractivo de nuestra peculiar forma de vida. España es también una de las naciones pioneras en energías alternativas, una de las más avanzadas en cirugía y de las más importantes en el campo de la construcción de grandes navíos, así como la más solidaria y avanzada en asistencia médica y salvamentos en el mar.
El futuro se presenta halagüeño para España. La República Popular China, una de las grandes potencias emergentes, cuenta con nuestro país, y viceversa. La economía española se ve cada día más interrelacionada con la de Estados Unidos, con las de naciones iberoamericanas, con Marruecos y con los demás socios de la Unión Europea. No hay duda de que España, a pesar de la coyuntural recesión por la que está pasando, tiene un gran futuro en el mundo. El prestigio alcanzado por España en el campo de los grandes eventos, va en paralelo con el alcanzado, sobre todo en los últimos años – e incluso en los últimos  días -, en el ámbito de las competiciones deportivas internacionales. Si a todo ello añadimos los atractivos de nuestra forma de vida al aire libre – única en el mundo -, nuestra magnífica y variada gastronomía, el folklore más diferenciado del mundo y la hospitalidad de los españoles, la receta perfecta está servida.
No en vano las palabras españolas más universales son: “¡Viva!”, “¡Olé!” y “Fiesta”, Y la canción universal: “¡Y viva España!”. Ojalá sepamos compaginar en el futuro nuestro indiscutible amor al disfrute de la vida, con el amor al esfuerzo, al trabajo y a la búsqueda de un satisfactorio producto interior bruto.
© 2012 José Romagosa Gironella
“Puntos sobre la íes”
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real, el día 25 de junio de 2012

 

 

 

Explore posts in the same categories: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: