Cuatro catalanes (nada menos) fueron Virreyes del Perú


¿Cómo que los catalanes fueron marginados de las gestas de España en América? Mentira podrida. Son innumerables, como señalaba en mi última columna en este diario, los prohombres de Cataluña, o de la Corona de Aragón que dejaron gloriosa huella de España en el Nuevo Mundo. Los victimistas catalanes que hoy agitan a las minorías ignorantes, deberían hacerse mirar su quejicosa manía. No tiene razón de ser un separatismo que se apoya en la falacia de una excluyente política “castellana” que jamás tuvo lugar.    Le hablaba el otro día, querido lector, de don Gaspar de Portolá, el catalán que colonizó y gobernó la Alta California. Hoy trataré brevemente de otro caso similar: el de don Manuel Amat i Junyent, hijo del marqués de Castellbell, nacido en Vacarisses en 1704. Y voy a hacerlo porque este catalán ejerció el cargo de Virrey del Perú durante más de quince años, tras alcanzar el grado (por sus méritos militares en Marruecos, Nápoles y Sicilia) de mariscal de campo, y desempeñar los cargos de presidente de la Audiencia y Capitán General de Chile. Como Virrey del Perú, organizó y llevó a cabo la defensa de esa colonia – la más rica de las Américas a la sazón – en la guerra “de los Siete Años” contra el agresor inglés, y consagró su mandato a urbanizar su capital, organizar actividades agrícolas y mineras, fortificar las costas e impulsar el comercio ultramarino. Ni su gusto por la ostentación, ni sus escandalosas relaciones con la actriz limeña “La Perricholi” lograron empañar su brillante historial militar y político. Pero, por si con un virrey catalán no bastara, España destinó al Perú tres virreyes más nacidos en tierras de la Corona de Aragón a la que Cataluña pertenecía(Melchor Navarro i Rocafull,  Manuel Oms de Santa Pau y Miguel de Avilés); y aún un cuarto, así mismo catalán (Pedro Cebrián i Agustín), que lo fué de Nueva España. ¡Menuda “marginación” la cometida por unos monarcas españoles que confiaban a catalanes el gobierno de sus territorios más preciados!   He de averiguar si los citados personajes se hallan o no presentes en esa Història de Catalunya amañada que hoy se enseña en las escuelas catalanas. Será curioso constatar si se ha borrado en ellos no sólo los nombres de esos destacados políticos, sino a la legión de catalanes que así mismo participó, junto a compatriotas de muchas otras regiones españolas, en los admirables hechos del descubrimiento, conquista y colonización de América; y en la incomparable obra de cristianización de su población nativa. Y, ya puestos, resultaría interesante conocer la parte de sangre catalana que hoy circula por las venas de esa ingente humanidad mestiza – española y amerindia – que sólo una nación del planeta ha sido capaz de engendrar.

Publicado en “La Tribuna”, el 22-12-2012

Explore posts in the same categories: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: