El derecho a una información intelegible


Son muchas las informaciones, sobre todo las de índole económica, que parecen redactadas para nos ser entendidas. Es obvio que no todos los ciudadanos disponen de la formación necesaria para comprenderlas sin dificultad. Me refiero, por ejemplo, a la forma que el sistema tiene de informar sobre las subidas o bajadas de los precios de los combustibles, en especial del petróleo. ¿Por qué en un país cuyos contribuyentes pagan “litros” de gasolina, o de gasolio, tienen que darse las cotizaciones en “galones”? ¿A qué viene ese nombre de “Brent” cuyo significado muy pocos conocen?  Parece un sinsentido que los ciudadanos de una nación que adoptó el sistema métrico decimal hace ya…ni se sabe, nos veamos obligados a calcular cuántos litros corresponden a un galón si queremos descubrir el coste en origen de ese litro que, añadidos los impuestos, pagamos a precio desorbitante. El problema se agrava con el hecho de que un galón inglés no es lo mismo que un galón estadounidense, y nadie nos aclara a cuál de ellos se refiere la información que recibimos.  Diríase que una mano negra se empeña en hacernos imposible los cálculos, seguramente para que no alcancemos a descubrir, siquiera aproximadamente, el considerable expolio que nos infligen vía impuestos.Tampoco nos parece lógico que los precios de esos galones que importamos, vengan expresados en dólares. Bastante esfuerzo seguimos haciendo los españoles – excepto los de más tierna edad que no han conocido otra moneda – para convertir a pesetas todo lo que pagamos en euros, y así poder dilucidar si es caro o barato. Si vivimos y consumimos ese petróleo en España, y nos movemos con el litro y con el euro, ¿a qué viene esa manía de obligarnos a utilizar monedas y unidades de medida extranjeras en nuestros cálculos? El caso me trae a la memoria (y en verdad que no se por qué) el comentario que un alma de cántaro le hacía a su mujer: ¡Ahora que había aprendido a decir “penícula”, resulta que se llama “flim”!   Y si volvemos a ese misterioso “Brent” y recurrimos al diccionario para salir de dudas, podremos encontrarnos con la sorpresa de que es un río de Inglaterra que nace en el condado de Hertford, atraviesa el de Middlesex y rompe aguas en el Támesis; lo cual no sólo nos deja como estábamos en cuestiones de “oro negro”, sino que nos añade un inquietante dilema sobre el sexo de los ríos. Y todo este calvario por no habérsenos dado la información en la forma debida.

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Publicado en “La Tribuna” el   21-1-2013

Explore posts in the same categories: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: